2
lADPM4c6JAzHEIXNAonNB4A_1920_649
品牌宣传横版
banner-3
品牌价值观
品牌愿景
previous arrow
next arrow

Factores que afectan al envejecimiento de los sellantes de edificios

Un aspecto importante en el campo de la arquitectura es el uso de agentes de sellado para salvaguardar componentes estructurales esenciales expuestos a elementos externos, como ventanas o fachadas, del deterioro provocado por el flujo de aire o la filtración de agua de lluvia a través de grietas que pueden suponer graves amenazas con el paso del tiempo. Entonces, ¿qué ocurre cuando estos mecanismos de sellado cruciales acaban averiándose más adelante? Este artículo trata precisamente de eso: de las razones por las que se producen estos procesos naturales de desgaste y de las posibles reparaciones.

Efecto luz solar

El papel de la luz solar en el envejecimiento sellantes de edificios no puede pasarse por alto, ya que es significativo. La exposición a la radiación ultravioleta del sol hace que los revestimientos se sequen y pierdan flexibilidad con el uso prolongado. En última instancia, esto crea fisuras que permiten la entrada de humedad, lo que provoca fugas en los edificios y reduce su potencial de eficiencia energética con el paso del tiempo, ya que el intercambio de calor se vuelve errático debido a la variación del flujo de aire a través de las aberturas instaladas en las grietas presentes en las superficies. Curiosamente, la gravedad de este efecto depende en gran medida de la ubicación del edificio, que está expuesto a la luz solar directa y tiene un efecto más adverso en comparación con otros situados en zonas de sombra.

Influencia del agua (vapor)

No es ningún secreto que los selladores de edificios requieren mantenimiento si se quiere que mantengan un rendimiento óptimo, y esto incluye vigilar la exposición excesiva a la humedad, así como los entornos de alta humedad. El agua que penetra en las juntas a través de grietas o huecos puede dejar minerales que aceleren el proceso de deterioro hasta que se produzca el fallo total; del mismo modo, si las juntas se hinchan debido a la exposición al vapor (algo habitual en entornos como los cuartos de baño), cabe esperar que las propiedades de adherencia entre las capas de material disminuyan con el tiempo, lo que provocará incluso antes fallos totales.

Oxígeno/Ozono

Diversos factores, como el oxígeno y el ozono, contribuyen al proceso de envejecimiento de los sellantes de construcción. La exposición al oxígeno provoca sequedad y fragilidad, mientras que la exposición prolongada al ozono hace que estos materiales se agrieten y pierdan flexibilidad. Las zonas urbanas se enfrentan a menudo a problemas relacionados con niveles más altos de contaminación atmosférica que, en última instancia, conllevan mayores riesgos de daños causados por el aumento de la presencia atmosférica de ozono a lo largo del tiempo.

Humedad (agua) – Calor Doble factor de influencia

Al analizar los problemas relacionados con el mantenimiento y los sellantes de los edificios, destaca un factor esencial: el movimiento de las juntas de pegamento, un fenómeno crucial para la degradación de los sellantes con el paso del tiempo. Desgraciadamente, para la mayoría de los constructores y propietarios, con el envejecimiento de los edificios, es inevitable que los componentes individuales (como paredes y suelos), junto con sus cargas internas, se desplacen o se asienten con el paso del tiempo, lo que ejerce una presión indebida sobre los materiales circundantes, como los agentes de sellado, provocando su deformación y la aparición de grietas y fisuras en zonas que deberían ser estancas al aire y al agua. Y lo que es peor, la dilatación/contracción térmica no hace sino aumentar el reto de intentar mantener la integridad.

Movimiento de la costura por temperatura y cola Efecto de doble factor

El estado de los sellantes de los edificios es un factor que a menudo no se tiene en cuenta cuando se habla del mantenimiento a largo plazo de las estructuras. Sin embargo, es fundamental recordar que factores como la temperatura y el movimiento de las juntas de pegamento pueden tener profundos efectos en la longevidad y eficacia de estos materiales a lo largo del tiempo. En particular, cuando las temperaturas varían mucho -como suele ocurrir en muchos climas-, las juntas se ven sometidas a tensiones que provocan dilataciones y contracciones en diversas estructuras.

Mientras tanto, los movimientos inducidos por las costuras de pegamento agravan aún más este proceso. El resultado neto es que el envejecimiento se produce más rápidamente de lo esperado a menos que se tomen los cuidados adecuados.

Para llevar

Sin sellantes, las obras de construcción no pueden completarse con éxito. Aun así, los sellantes no siempre resisten el paso del tiempo debido a factores ambientales como la exposición a la luz solar o los daños causados por el agua, que disminuyen lentamente su resistencia. Además, los movimientos de la costura de pegamento crean inestabilidad en el material, junto con cambios incoherentes de temperatura o nivel de humedad que empeoran su estado y lo conducen a un fallo prematuro. Para evitar pérdidas mayores, las visitas de inspección periódicas, seguidas de las rutinas de mantenimiento necesarias, deben programarse con prontitud para reaccionar con rapidez ante cualquier problema que pueda surgir de antemano.

Boost your business with our high quality services