2
lADPM4c6JAzHEIXNAonNB4A_1920_649
品牌宣传横版
banner-3
品牌价值观
品牌愿景
previous arrow
next arrow

Cómo calafatear una bañera?

Entender cómo calafatear correctamente su bañera es crucial para evitar fugas y daños por agua. Lo mismo se aplica a duchas, lavabos y otros accesorios. Calafatear o volver a calafatear el sellado alrededor de su bañera puede parecer una tarea desalentadora, pero con el sellador y las técnicas adecuadas, es más fácil de lo que piensa. Siga leyendo para descubrir consejos útiles para el calafateado de cuartos de baño que dejarán su bañera y lavabo como nuevos.

Un trabajo de calafateado preciso y minucioso es esencial para mantener el estado de su bañera y evitar fugas y la penetración de agua en sus paredes, lo que puede provocar daños importantes en su hogar.

Aplicar masilla nueva o sustituir la masilla de la bañera requiere paciencia y cuidado. Sin embargo, siguiendo los pasos correctos y utilizando las herramientas adecuadas, calafatear una bañera o sustituir la masilla alrededor de la bañera puede ser pan comido. Siga leyendo para conocer la mejor manera de calafatear una bañera.

Quitar la masilla vieja de la bañera

Si la masilla alrededor de su bañera ha acumulado restos de jabón, residuos, grietas o se ha vuelto de color marrón, indica deterioro y la necesidad de retirarla. Aunque eliminar el calafateado viejo puede ser un proceso meticuloso, una superficie limpia es crucial para la aplicación del nuevo calafateado. A continuación te explicamos cómo eliminar la masilla vieja de tu bañera:

Ablande la masilla: Utilice un eliminador de masilla comercial para debilitar la estructura de la masilla y facilitar su retirada. Siga las instrucciones del fabricante del producto, ya que los eliminadores de masilla pueden no ser compatibles con todos los materiales. Alternativamente, puede eliminar mecánicamente la masilla cortándola con una navaja multiusos, una espátula o unos alicates de punta fina.

Elimine la masilla: Para masilla acrílica o de látex, puede utilizar un eliminador de masilla comercial para aflojar la lechada o la masilla alrededor de la bañera. Procure no rayar la superficie de la bañera y tenga cuidado al utilizar herramientas afiladas.

Elimine los residuos: Para superficies pintadas o acabadas, el alcohol desnaturalizado puede ayudar a eliminar cualquier residuo restante. Otra opción es crear una pasta mezclando limpiador en polvo con agua tibia y aplicándola con un bastoncillo de algodón. Los residuos resistentes pueden rasparse con una cuchilla de afeitar, pero con cuidado de no arañar las superficies subyacentes.

Limpie la superficie: Una vez eliminados el calafateado y los residuos, limpia a fondo la zona. Limpie la zona con un paño humedecido con lejía o un limpiador no amoniacado. Enjuague las superficies con agua tibia y asegúrese de que estén completamente secas antes de volver a calafatear la bañera.

Recuerde llevar guantes protectores, trabajar en una zona bien ventilada cuando utilice productos químicos y tomar las precauciones adecuadas con los materiales inflamables.

Pero, ¡espera! Puede que no siempre sea necesario retirar la masilla vieja. La silicona especial HOMEY le permite reparar viejas juntas de sellador amarillentas o agrietadas en un solo paso, proporcionando un sellado duradero y resistente.

La mejor manera de calafatear una bañera

Una vez que haya eliminado los restos de masilla y la superficie esté seca, podrá volver a masillar la bañera. Siga estos consejos de calafateado de bañeras para garantizar un sellado hermético:

Elija la masilla adecuada: Seleccione una masilla diseñada específicamente para bañeras. Se suelen utilizar masillas de silicona o látex acrílico. La elección depende del material de su bañera. La masilla de silicona suele ser la mejor para bañeras de fibra de vidrio, mientras que la masilla de látex acrílico se recomienda para bañeras de cerámica.

Para un sellador versátil que funciona muy bien en bañeras, busque Homey 680 Premium Silicone. Es resistente al moho y al agua, y crea uniones permanentes, flexibles y duraderas.

sellador de baños

Prepare la superficie: Asegúrese de haber eliminado toda la masilla antigua alrededor de la bañera. Coloque tiras de cinta de pintor justo por encima y por debajo de los bordes donde se aplicará la masilla, dejando un espacio fino entre las dos tiras que coincida con la anchura de la masilla.

Prepare la pistola y aplique la masilla: Inserte el tubo de masilla en la pistola de aplicación y rompa el precinto. Sujete la pistola de aplicación cargada cerca de la costura, a un ángulo de 45 grados del borde. Comience a calafatear en una esquina, luego invierta el cordón en el extremo opuesto, procediendo entre los bordes encintados. Calafatee hacia fuera desde las dos esquinas restantes. Aplique la masilla ejerciendo una presión constante, moviéndola suavemente por todo el borde para conseguir un grosor uniforme.

Limpiar: Una vez terminada la aplicación, utilice un paño húmedo y el dedo para alisar la masilla y darle una forma cóncava. Retire la cinta y limpie los restos de masilla con un trapo o paño húmedo.

Déjalo secar: La mayoría de los calafates requieren 48 horas para curarse por completo, pero consulte las instrucciones del producto de su sellador específico para asegurarse de que esté completamente seco. Una vez curada la masilla, la bañera estará lista para un baño relajante.

Siguiendo estos pasos y utilizando masilla de alta calidad, podrá mantener la integridad de su bañera y disfrutar de un baño sin fugas y estéticamente agradable.

Boost your business with our high quality services